jueves, 7 de abril de 2011

Cuando leo libros de historia

     Esta noche, dentro de Cosmopoética, poetas de diferentes países han leído algunos de sus versos en la terraza del Museo Arqueológico de Córdoba. Me ha encantado escuchar a Lêdo Ivo y a Charles Simic. Éste último ha compartido con el público poemas de su libro La voz a las tres de la madrugada. Ya lo tengo en mi mochila. Mañana me gustaría leer con mis estudiantes uno de los poemas que Simic nos ha leído esta noche:
    

CUANDO LEO LIBROS DE HISTORIA

A Hans Magnus

A veces, cuando estoy leyendo
en la biblioteca,
vislumbro
a los condenados a muerte
de siglos pasados,
me presento en sus ejecuciones.
Veo cada cara pálida ante mí
igual que las vería el juez
que lee la sentencia,
y mi pensamiento se maravilla ante el hecho
de que yo no he nacido todavía.

Con los ojos cerrados escucho
los pájaros del atardecer.
No tardarán en quedarse en silencio
y la última noche de la tierra
comenzará
con todo el esplendor de su inmensa pena.

Qué enormes, oscuros e impenetrables
son, a primera hora de la mañana, los cielos
de quienes son llevados al patíbulo
en un mundo del que estoy completamente excluido,
en el que sin embargo puedo fijarme
en un hombre que cae presa del abatimiento,
en otro que se aleja
con las manos atadas,
con la cabeza gris aún sobre los hombros,
en otro
que en el breve instante de vida que le queda
repara vagamente en mí
y cree que soy Dios
o el demonio.

 Entrevista a Charles Simic en Público.

2 comentarios:

  1. Hola Raúl, como tu soy porfesor de secundaria pero en un pueblo de Huelva, soy sevillano. También escribo y publico algo que llaman poemas,...hoy he descubierto tu blog y estoy encantdo. Muchas gracias. Estos tres poemas son de una belleza que cruje. Muchísimas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Javi, encantado de verte por aquí. Un abrazo

    ResponderEliminar